Etiquetado: uba

Algunos pensamientos sobre la UBA

Sin duda la UBA es un ícono de la educación pública. Para muchos también es un sinónimo de excelencia académica y como tal sus egresados son tenidos en alta estima. Si uno intenta analizar a que se debe esta percepción se encontrará con algunos hechos como:

  1. La UBA es una de las casas de altos estudios más antiguas del país
  2. Es la institución educativa más grande del pais (tanto en cantidad de alumnos como en presupuesto)
  3. Una interesante porción de la investigación científica que se produce en el pais, se hace en la UBA
  4. Varias personalidades destacadas de nuestro pais, incluyendo varios ganadores del Premio Nobel, estudiaron en la UBA

Más allá de estos hechos hay algunas percepciones que existen en el imaginario de la sociedad, pero que a mi entender pueden resultar subjetivas y como no tengo datos para sustentarlas, prefiero omitirlas.

Personalmente no estoy seguro que la UBA sea un modelo institucional a seguir. Creo que un aspecto de la UBA es su masividad: ¿que tan buena puede ser una clase para 120 alumnos cuando algunos de ellos deben sentarse en el piso? Alguien podrá pensar que en realidad es necesario más presupuesto para hacer aulas más grandes, pero si tuvieramos más presupuesto, ¿no sería mejor invertirlo en investigación? No lo sé, creo que el debate puede ser bastante largo.

Mi visión es que la UBA se destaca por el desempeño de sus graduados.
No es que sus graduados sean genios (tal vez haya algunos genios, pero la gran mayoría no lo somos).
Tampoco es que sus graduados tengan más conocimientos (tal vez en algunos casos si, pero no creo que sea una generalización válida). Estudiar en la UBA no es fácil, pero no porque sea muy exigente, sino porque es hostíl: cursos repletos, insfraestructura inadecuada o insuficiente y burocracia infinita son algunos de los factores detacados.

Recibirse en la UBA requiere de perseverancia, de no bajar los brazos, de no darse por vencido, de arreglarselas con lo que hay. Claro, después de un par de años “viviendo” en estas condiciones, uno renuncia o se recibe, en otras palabras: “lo que no me mata me fortalece”.

Es así que muchos ingresan a la UBA, pocos son los que egresan, pero esos pocos son perseverantes, una cualidad muy importante para abrirse camino en la vida.

Censo Docente UBA (+1)

Hace un tiempo escribí sobre mi experiencia completando el censo docente de UBA. La buena noticia es que el mensaje que envié vía la página de visitas de la UBA, llegó a buen puerto y me contactaron vía mail. En el mail me daban algunas explicaciones y me pedían más detalles sobre los puntos flojos que yo mencionaba. Algo que me llamó la atención es que algo que yo veía como un issue, para los responsables del censo es en realidad un feature. Puntualmente estoy hablando del feature/issue que impide que uno regrese a modificar los datos ingresados en una sección del censo luego de haberla completado.

En fin, ayer me senté y contesté el mail, dando tantos detalles como recordaba (pues el sistema no me permite ingresar otra vez para analizarlo). Al mismo tiempo, para cada punto mencionado, intenté sugerir una posible solución y finalmente envié un link al material de usabilidad que vemos en algo3.

Más allá de las opiniones y de si tienen en cuenta mis comentarios o no, creo que lo importante es que dieron una respuesta a mi inquietud a pesar de que la misma fue enviada por un canal informal. Esto es algo que en instituciones tan grandes y burocráticas como UBA muchas veces es difícil.

Censo Docente UBA (-10)

Ayer completé el censo docente de UBA. Me cuesta describir el sentimiento que me generó, creo que está en tristeza e indignación:

  • Tristeza porque a nivel usabilidad el sistema del censo deja mucho que desear y dado que estoy muy involucrado con la institución, me duele que contando con excelentes profesionales, no se haya podido generar un sistema mejor.
  • Indignación, porque a los a que hicieron ese sistema habría que encarcelarlos de por vida. No entiendo que pasó por la cabeza de quien hizo el sistema. Es evidente que no es una cuestión de un programador solamente, sino también del usuario que encargó el sistema.

El censo es básicamente un serie de preguntas divididas en varias páginas, donde la cantidad de preguntas es dinámica. Entre los puntos destacados están:

  • Positivo: al final de cada página es posible guardar las respuestas y seguir completando el resto en otro momento.
  • Negativo: una vez completada y guarda una página, no es posible volver a modificar un dato ingresado.
  • Negativo: el sistema no ofrece ningún medio de contacto para consultas técnicas y/o envió de feedback.
  • Negativo: campos de selección (lo que técnicamente llamamos dropdown list) con muuuuuchos items, lo cual resulta muy incómodo
  • Negativo: algunas preguntas no estaban redactadas de forma clara, con lo cual es posible que haya mandado frutanga.

Una vez que lo completé quise enviar feedback, pero como no encontré ningún medio para hacerlo en el sitio del censo, terminé enviando el feedback vía el libro de visitas de la página de la UBA.

Como la crítica por si sola no suma, me ofrezco a dar una mano (en forma totalmente gratuita) para mejorar el sitio o incluso para actuar como consultor en la construcción de otros sistemas de la universidad.

Con lo cual, si alguien conoce a los responsables del sistema del censo, por favor que no dejen de contactarme.

Festejo por los 190 años de la UBA

El sábado 27 asistí a algunos de los eventos realizados en el contexto del cumpleaños de la UBA. En este contexto asistí a una presentación del Coro y la orquesta de la facultad de medicina que se realizó en la Iglesia de San Ignacio. También asistí a un mini-concierto de alumnos del taller de guitarra de la facultad de Filosofía que se realizó en el auditorio de la Manzana de las Luces.

Pero sin duda, lo que más me gustó fue lo que vi en el Colegio Nacional Buenos Aires, que es parte de la UBA y que fue donde se concentraron la mayor parte de las actividades del festejo. En primer lugar, me quedé asombrado por las instalaciones del colegio: ¡Increíble! Parece Hogwarts. Entre los destacados estaban los stands de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, donde estudiantes de las distintas carreras mostraban experimentos relacionados a sus respectivas áreas de estudio.

Entre los múltiples folletos que me traje, había uno de ingeniería y otro de exactas, que difundian las carreras dictaras en dichas casas de estudio. Ingeniería ofrece en la actualidad 12 carreras: 10 ingenierías, una licenciatura (en sistemas) y una tecnicatura (en construcciones navales). Por su parte, Exactas ofrece 10 carreras y 7 profesorados. Adicionalmente, ambas facultades dictan una carrera en conjunto: Ingeniería en Alimentos.

Otro de los folletos, promocionaba la Semana de la Química, un evento organizado por Exactas y programado para 4,5 y 6 de octubre, donde se realizan charlas, visitas guiadas por laboratorios  de la facultad y actividades docentes.

Pero, sin duda el folleto que más me llamó la atención fue del “Study Abroad Program, University of Buenos Aires”. En primer lugar me llamó la atención porque desconocía su existencia. Por lo que dice el folleto, entre otras cosas incluye un curso de 4 semanas de duración: 3 en Buenos Aires y una en Villa la Angostura. Este curso incluye mucha información sobre la Argentina: historia política y social desde la conquista hasta la actualidad, sistema político, economía, geografía, arquitectura, etc. Muy interesante, en el folleto no figura ninguna página web, pero hay dos mails de contacto: cabadie at rec.uba.ar y ibigas at rec.uba.ar.

Resumiendo, la muestra en general me resulto muy interesante, descubrí cosas de la UBA y de nuestra sociedad que desconocía. Sin duda, hay muchas cosas que mejorar en la UBA (y en el país), pero lo bueno es que ese cambio está en nuestra manos, con lo cual, a trabajar.